Durante los días 13 y 14 de septiembre, la Universitat ha organizado y acogido el I Congreso Internacional ‘Derecho y Sociedad. Gestación por sustitución’, promovido por el Departamento de Derecho y Ciencia Política

Fecha: viernes, 14 de septiembre de 2018 a las 15:30h

Pluralidad de enfoques sobre gestación por sustitución

Durante los días 13 y 14 de septiembre, la Universitat ha organizado y acogido el I Congreso Internacional ‘Derecho y Sociedad’, promovido por el Departamento de Derecho y Ciencia Política. Como indicó en la sesión de apertura el director del Congreso, el profesor Adolfo Lucas, el propósito es crear un foro de debate sobre cuestiones en las que existe una “tensión” entre las disposiciones del Derecho y las tendencias de la sociedad. En este caso, el tema propuesto ha sido el de la gestación por sustitución. 

El programa del Congreso estaba pensado para tratar la cuestión desde un enfoque multidisciplinar y con la intención de incorporar la pluralidad de puntos de vista que este asunto suscita. Confrontación de ideas que ya ha quedado patente en la primera de las mesas redondas, en las que los ponentes expresaron su discrepancia sobre la conveniencia de establecer una regulación permisiva que posibilite la práctica de la gestación subrogada en España. La profesora en Derecho de la Universitat Pompeu Fabra, Esther Farnós, se ha mostrado partidaria de implantar esta regulación, ya que a su juicio aportaría seguridad y control a una práctica que ya se está realizando por otros conductos más inciertos e inseguros. El contrapunto lo ha puesto la jefa del Área de Derecho Constitucional de la Universitat Internacional de Catalunya, Montserrat Nebrera, para quien, hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, la gestación por sustitución se hace por precio y con infinidad de intereses económicos alrededor. Ésta es la realidad que se regularía y no una desinteresada y altruista, que es marginal, según ha expresado. 

Incertidumbres sobre la filiación

Tras la primera mesa redonda, se ha dado paso a un coloquio en el que se ha debatido sobre la problemática de la regulación internacional en el ámbito de la gestación por sustitución y en la primera de la tarde del jueves se ha tratado el asunto desde la perspectiva de los derechos del menor. Sobre este aspecto se ha manifestado la portavoz de la asociación “Juristes pour l’Infance” y miembro del Instituto Familia y República, Aude Mircovik, que ha advertido de las incertidumbres que la gestación subrogada crea en la determinación de la filiación. “La diversidad de posibles madres impide contestar de una manera sencilla a la pregunta sobre quién es la madre”. No es sencillo determinar cuáles es el criterio que se emplea para asignar la filiación dado que no es unívoco. Así, “mientras el hombre comitente reclama su paternidad por motivos biológicos, la madre lo hace por la intención”, ha comentado. 

Además, Mircovik aprecia que la gestación por sustitución tiene el efecto de desvirtuar la figura de la adopción. “La adopción tiene como fin dar padres a un niño sin padres biológicos, lo que se está haciendo en la gestación subrogada es provocar la situación de quedarse sin padres para hacer al niño adoptable. ¿Es legítimo programar por contrato la desaparición de la madre para hacer que un hijo sea adoptable”, se ha cuestionado. 

Perspectiva feminista

La primera jornada del congreso se ha cerrado con un debate sobre los aspectos civiles, penales y administrativos de la gestación por sustitución. El viernes, 14 de septiembre, se han retomado las ponencias. En este caso, se ha observado la problemática desde la óptica de los aspectos psicológicos, biológicos y sociales y desde sus implicaciones éticas y antropológicas.  

La clausura ha corrido a cargo de la acreditada catedrática de Derecho de la Universitat de Barcelona, Francisca Pérez Madrid. La ponente ha descrito el diverso criterio que las diferentes corrientes del feminismo tienen sobre la gestación por sustitución. Distingue la ponente entre el feminismo liberal y el radical, que desde los principios clásicos de la lucha contra el patriarcado, “sostiene que la subrogación implica una forma de tráfico humano que daña la dignidad de las gestantes, además de ser una práctica que explota a las más pobres en beneficio de las más ricas”. 

En efecto, el feminismo radical observa una inevitable “mercantilización” en la subrogación de la maternidad, mientras que la vertiente liberal interpreta esta posibilidad dentro de la autonomía y la libertad contractual del individuo. Desde esta perspectiva, predican la admisibilidad de una gestación subrogada a cambio de un precio. Frente a este razonamiento, Pérez Madrid ha lanzado el siguiente cuestionamiento: “¿Si los esclavos recibieran un pago justo, ya no sería un tipo de explotación?”.    

El I Congreso ‘Derecho y Sociedad’ ha incorporado la voz de algunos de los mayores expertos, nacionales e internacionales, en temas de gestación subrogada. Entre otros, el catedrático de Derecho Civil en Aix-Marseille, Alain Seriaux; el miembro de la Asociación de Constitucionalistas de España y de la James Madison Society (Princeton University), Fernando Simón Yarza; la portavoz de la asociación “Juristes pour l’Infance” y miembro del Instituto Familia y República, Aude Mircovik; el presidente del Comité Internacional de los Congresos Mundiales por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, Carlos Villagrasa; la miembro del Servicio de Doctrina del Tribunal Constitucional, Silvia Romboli; y la acreditada catedrática de Derecho de la Universitat de Barcelona, Francisca Pérez Madrid


 

Gestación por sustitución