🎓 Apuntes en la calle de los invisibles

Esto explica el título La calle de los invisibles, que la religiosa Maria Victòria Molins ha puesto a un libro recientemente publicadod en la editorial Claret. En sus páginas, explica lo sucedido en aquellas semanas y reflexiona sobre las distintas expresiones del fenómeno y su naturaleza.

Fecha: lunes, 18 de enero de 2021 a las 16:45h

Apuntes en la calle de los invisibles

En los primeros meses de la pandemia, cuando imperaba el confinamiento domiciliario y el cierre de casi toda la actividad comercial, se hizo visible un milagro que lleva años produciéndose en pleno centro de Barcelona. Alrededor de la parroquia de Santa Anna, situada en la calle a la que da nombre, comenzó a congregarse un número creciente de personas que acudían en busca de ayuda. 

No era nada nuevo para la comunidad de Santa Anna, que tiene su razón de ser en la ayuda a la persona que pasa por situaciones de desvalimiento o desarraigo. Lo singular del caso era que, al vertiginoso ritmo de los contagios, se multiplicaba la emergencia social entre capas que jamás habrían pensado que necesitarían ayuda del prójimo para los aspectos más elementales. 

El milagro radicó en la capacidad creativa y regeneradora de la parroquia. En un momento en el que las circunstancias de la pandemia dificultaban la organización del voluntariado, fueron las propias personas que viven acogidas en la comunidad las que tendieron la mano. Estas personas, que en su día habían encontrado el último refugio entre los muros de Santa Anna, entendieron el sentido de la llamada y tomaron la iniciativa para que esta obra de Iglesia pudiera seguir prestando el mismo auxilio. 

Lo excepcional es que, además, esta realidad se manifestó de forma nítida en la calle de Santa Anna. No había trasiego turístico o comercial en el que se confundieran los que acuden a la parroquia. Por unas semanas, el paisaje de esta arteria principal del gótico de Barcelona fue monopolizado por la vida que desprende esta misión de entrega al prójimo.

Esto explica el título La calle de los invisibles, que la religiosa Maria Victòria Molins ha puesto a un libro recientemente publicado en la editorial Claret. En sus páginas, explica lo sucedido en aquellas semanas y reflexiona sobre las distintas expresiones del fenómeno y su naturaleza. A ello contribuyen, con sendos capítulos, tres profesores de nuestra universidad muy vinculados a la vida de Santa Anna: Jorge Martínez Lucena, Anna Garriga y Clara Valls.

Apuntes en la calle de los invisibles