🎓 Ciencia y Ejército, a punto para la Campaña Antártica

La XXXVI Campaña Antártica ha mostrado en Barcelona los frutos y el potencial de una acción que es posible gracias a la colaboración entre el mundo científico y el militar. Lo ha hecho en nuestra universidad, durante el desarrollo del acto ‘36 campañas apoyando a la investigación antártica española. La aportación del Ejército de Tierra’. 

Fecha: jueves, 24 de noviembre de 2022 a las 13:00h

Ciencia y Ejército, a punto para la Campaña Antártica

La XXXVI Campaña Antártica ha mostrado en Barcelona los frutos y el potencial de una acción que es posible gracias a la colaboración entre el mundo científico y el militar. Lo ha hecho en nuestra universidad, durante el desarrollo del acto ‘36 campañas apoyando a la investigación antártica española. La aportación del Ejército de Tierra’. 

El acto ha contado con la participación del jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general Amador Enseñat, que ha expresado “el orgullo de colaborar con la sociedad civil, en particular con el entorno científico y académico”. 

Éste entorno científico y académico estaba representado, además de por el rector de la Universitat, Rafael Rodríguez-Ponga (“el futuro de la humanidad pasa por la Antártida, por lo que ustedes investiguen y observen allí”), por el coordinador de la subárea de Investigación Polar (Agencia Estatal de Investigación), Fernando Bohoyo; el director de la Unidad de Tecnología Marina (CSIC) Jordi Sorribas Cervantes.

Bohoyo ha explicado la naturaleza de algunos de los catorce proyectos científicos que se van a desplegar en esta Campaña Antártica. Según ha destacado, es una cantidad superior a la media de la pasada década. De igual modo, es reseñable el incremento de la financiación que se ha experimentado desde el año 2017. 

Entre los ámbitos en los que incidirán las investigaciones y observaciones de los científicos estarán el cambio climático, el efecto de la radiación solar, los procesos tectónicos, la fauna autóctona, las propiedades electrónicas del manto antártico o prospecciones volcánicas. 

Sorribas, en su calidad de director de la Unidad de Tecnología Marina (UTM), se ha referido al papel logístico, técnico y de desarrollo tecnológico que realizan en el marco de la campaña. La UTM aporta la cobertura logística a un contingente que requerirá de tres tránsitos en el buque Hespérides y cinco vuelos antárticos, así como el desplazamiento de 160 toneladas de material científico. Sorribas también se ha referido a los progresos en eficiencia energética, como muestra la Base Juan Carlos I, donde se hace “un uso intensivo de energías alternativas”. 

La aportación del Ejército

Tratándose de la presentación de la aportación del Ejército de Tierra a la campaña, el acto ha contado con la persona que estará al frente de este cometido: el jefe de la Base Antártica Española Gabriel de Castilla, comandante José Manuel Fernández Candela. Una frase resume llanamente el indispensable rol que los diecisiete militares jugarán en la campaña. “Somos los responsables de trasladar a los científicos de forma segura”. 

Pero la aportación militar no queda en eso. El Ejército de Tierra se encarga, además, de proporcionar y mantener las bases en funcionamiento. Y también desarrolla proyectos militares “para el beneficio de la Base y del Ejército de Tierra”. Entre ellos, ha hecho mención de la preparación de nuevos suelos, la sustitución de la antigua incineradora, la auscultación de procesos activos sobre la ladera de la Isla Decepción (isla volcánica en el que está enclavada la Base), la mejora de la comunicación a través de sistemas I3D, la implementación de un sistema de identificación naval, la instalación y mantenimiento de sensores que permitan seguir tomando datos cuando la Base esté vacía (proyecto invernadero), el uso de mejores combustibles o la optimización del sistema de gestión ambiental, de forma que se reduzca la aportación de microplásticos a la bahía. 

Por su parte, el secretario técnico de la División de Operaciones del Ejército de Tierra, teniente coronel Constantino Fernández García, ha destacado el nivel de los diecisiete militares que participarán en la campaña. Ésta, ha recordado, “es la más antigua de las misiones que el Ejército de Tierra desarrolla fuera de nuestras fronteras”. 

Como complemento a todo lo expuesto, la directora de Relaciones Institucionales y Filatelia de Correos, Leire Díez de Castro, ha presentado un nuevo sello de dedicado a la Campaña Antártica española. “Un sello es una forma de contar muchas cosas que hace nuestro país. Es un formato pequeño, pero que viaja mucho”, ha señalado. 

La Campaña Antártica

La campaña constituye un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+i. A partir del 8 de diciembre, coincidiendo con el verano austral, unos 50 integrantes –de los que diecisiete son miembros del Ejercito de Tierra- viajarán hasta el continente helado, a 13.000 kilómetros de distancia, para comenzar una nueva expedición que se prolongará hasta finales de marzo de 2023.

El objetivo es apoyar la labor investigadora que científicos de todos los países realizan en la base ‘Gabriel de Castilla’, ubicada en Isla Decepción y gestionada por el Ejército de Tierra. Asimismo, también se realizarán proyectos en materia de telecomunicación y sanidad en ambientes extremos.

Ciencia y Ejército, a punto para la Campaña Antártica