ūüéď Una Cultura a la medida del ser humano

Aprovechar la sacudida producida por el coronavirus para promover una Cultura ‚Äúm√°s humana, social, art√≠stica, con valor econ√≥mico y ecol√≥gico, conectada, justa y diversa‚ÄĚ.

Fecha: lunes, 29 de junio de 2020 a las 19:30h

Una cultura a la medida del ser humano

Aprovechar la sacudida producida por el coronavirus para promover una cultura ‚Äúm√°s humana, social, art√≠stica, con valor econ√≥mico y ecol√≥gico, conectada, justa y diversa‚ÄĚ. Este es uno de los llamamientos que ha dejado la guionista y exministra de Cultura √Āngeles Gonz√°lez Sinde durante su intervenci√≥n en los Di√°logos de Bellesguard

El alegato de Gonz√°lez Sinde conectaba con un af√°n humanizador en tiempos eminentemente tecnol√≥gicos, de transformaci√≥n digital: ‚ÄúLa tecnolog√≠a no puede ser la que domine, como si fuera algo sin cara y ojos‚ÄĚ. A su juicio, ‚Äúdebemos poner lo humano por encima de lo tecnol√≥gico, que tampoco es algo neutro‚ÄĚ. No lo es porque, tras la tecnolog√≠a, seg√ļn ha observado, est√°n intereses econ√≥micos y empresariales muy concretos. 

La exministra cree que, en el campo de la cultura, es especialmente importante poner de relieve la prevalencia de lo humano, ya que es un sector ‚Äúm√°s dependiente de lo tecnol√≥gico que otros‚ÄĚ. 

De hecho, esta era la situaci√≥n de partida antes de la crisis sanitaria: el sector cultural levantaba cabeza tras una crisis econ√≥mica que, adem√°s, hab√≠a coincidido con la eclosi√≥n de lo digital, lo que oblig√≥ a una profunda ‚Äúreconversi√≥n‚ÄĚ, ha descrito. 

Ahora, Gonz√°lez Sinde aprecia que los profesionales de la cultura afrontan el impacto de la actual crisis ‚Äúsin ning√ļn tipo de regulaci√≥n‚ÄĚ que les ayude a remontar el vuelo, como sucede en otros √°mbitos. La sensaci√≥n de desprotecci√≥n aumenta si se tiene en cuenta que gran parte de los profesionales de la cultura ‚Äúson aut√≥nomos o trabajan por obra y servicio‚ÄĚ, ha recordado la ponente. 

La exministra ha lamentado la tendencia a la incomunicaci√≥n entre espacios culturales. Algo que, desde su punto de vista, no pasaba hace treinta a√Īos, cuando, por ejemplo, ‚Äúlas pel√≠culas circulaban por toda Europa y se conoc√≠a el nombre de los actores y directores de otros pa√≠ses‚ÄĚ. Frente a esta tendencia, Espa√Īa tiene que conectar con su vocaci√≥n iberoamericana y mediterr√°nea y adoptar una ‚Äúposici√≥n de acogida‚ÄĚ. 

Y, en lo que a incomunicaci√≥n se refiere, irrumpen los casos de xenofobia, que es ‚Äúuna pandemia que se despierta ante cualquier riesgo y amenaza‚ÄĚ. 

Volver al origen

El artista y escultor de la Sagrada Familia Etsuro Sotoo ha sido el compa√Īero de coloquio de Gonz√°lez Sinde. Este creador japon√©s ve el coronavirus como una oportunidad de reivindicar lo esencial: ‚ÄúAntes del coronavirus, nuestros pies no tocaban la tierra. [...] La humanidad entera va a cambiar, tenemos que aprovechar para crecer‚ÄĚ. 

El crecimiento y la creaci√≥n tienen que ver con la recuperaci√≥n de lo esencial. ‚ÄúEs el momento, seriamente, de volver al origen‚ÄĚ, ha proclamado Sotoo. ‚ÄúPara hacer algo nuevo, hay que regresar al origen. Los j√≥venes pueden hacer lo que quieran, pero siempre respetando la cultura‚ÄĚ. 

Una cultura a la medida del ser humano