Las grandes ideas están debajo de las simplemente buenas

Fecha: lunes, 12 de febrero de 2018 a las 10:45h

Las grandes ideas están debajo de las simplemente buenas

“Si hay función habrá creatividad, si no la hay estaremos ante una estupidez”. Esta afirmación del profesor de Creatividad de la Universitat, Mariano Baños, revela no sólo la diferencia entre la mera ocurrencia y la verdadera aportación creativa, sino también que lo creativo se relaciona con la utilidad y, por tanto, es un enfoque aplicable en todos los terrenos. De ahí la celebración de un Taller de Pensamiento Lateral dirigido de forma transversal a toda la comunidad alumni y que ha conducido el mismo Baños.

Si la creatividad es algo necesario en todos los ámbitos y no se restringe a cotos exclusivos de genialidad, la pregunta que surge es si ésta se puede aprender. Según ha explicado Baños, lo que se puede adoptar es una actitud de rebeldía frente a las rutinas preestablecidas que trata de imponernos nuestro cerebro. En el funcionamiento normal de la persona, “poco a poco se integran patrones que nos permiten movernos por el mundo sin pensar, quedamos así en manos de un recuerdo o de un capricho. Somos así, y sabiéndolo, lo que podemos hacer es luchar contra ello”, ha afirmado.

La sesión se había organizado bajo el lema “La verdad es sólo una opinión”, frase que aludía a una de las ideas en las que más ha insistido Baños: que no hay una respuesta única a los problemas y no hay que conformarse con la más evidente o inmediata, sino tratar de ir más allá. “Las grandes ideas están debajo de las buenas ideas”, ha afirmado.

Por tanto, para dar con ideas realmente creativas es necesario “desmontar” la convicción de que “las cosas son como son”. Baños ha  confrontado a los participantes en el taller con esta realidad a través de ejercicios interactivos que los retaban a enfocar los problemas desde diferentes ópticas.

Taller de Pensamiento Lateral