🎓 La negociación en la UE se mira en el espejo económico 

Los efectos de la pandemia ya se están dejando ver. En el terreno económico, consecuencias afloran en las previsiones hechas por instituciones. Sin embargo, se están intentando paliar y buscar soluciones para que las economías de diferentes países, en especial la zona euro, no se hundan.  

Fecha: lunes, 13 de julio de 2020 a las 12:45h

La negociación en la UE se mira en el espejo económico 

Los efectos de la pandemia ya se están dejando ver. En el terreno económico, consecuencias afloran en las previsiones hechas por instituciones. Sin embargo, se están intentando paliar y se están buscando soluciones para que las economías de diferentes países, en especial las de la zona euro, no se hundan.  

En esta línea, el Banco Central Europeo (BCE) publicó sus previsiones sobre el comportamiento de la economía de la zona euro, según las cuales en media eurozona el PIB será de 8,7 %. En el caso de España, la institución prevé que el PIB se contraiga un 10,9 %.  

El BCE también cuenta con un programa que tiene como objetivo la compra de deuda pública y privada. En este sentido, “la compra de deuda española ha aumentado un 6,8 % entre mayo y junio”, explica el asesor económico del Ayuntamiento de Barcelona y profesor en nuestra universidad Albert Guivernau.  

En el caso español, el país “representó un 21,5 % del total de deuda comprada por el BCE, cuando a España le correspondería un 11,9 %”. Desde esta perspectiva, según este experto, “se deduce que el BCE está sosteniendo la deuda española mucho más de lo que correspondería”. 

Sobre el capítulo del reparto de la deuda, Guivernau recalca que “el país más favorecido por las compras de deuda del BCE en junio ha sido Francia”. Por otro lado, la compra de la deuda de Italia “ha sido del 9,2 % del total de la deuda comprada por el BCE, muy por debajo de la clave de su reparto, que es del 17 %”. Esto significa que “la deuda italiana aguanta mucho mejor que la francesa y la española”, según este experto. 

“Desde el punto de vista de la deuda, España y Francia son los países más vulnerables”, concluye el profesor Albert Guivernau. Sin embargo, a diferencia de España, “Francia tiene una capacidad de resiliencia económica mucho mayor que la española y su economía es mucho más interdependiente con la alemana que la nuestra”.  

Otro país que tiene “una economía mucho más integrada en Europa” es Italia y, aunque tanto la economía de España e Italia “es altamente estacional” por el turismo, la italiana tiene un “tejido industrial más fuerte”, afirma este experto. 

Todo esto le lleva a sacar conclusiones en el terreno político. Francia “se ha movido rápido” y el nuevo gobierno “representa un giro pronunciado hacia postulados liberales conservadores; se pegará a lo que haga Alemania”. Además, respecto a Italia, “ya se habla mucho menos de la inestabilidad política”, asegura Guivernau.  

En este contexto, habrá que redoblar esfuerzos para lograr un frente común de los países del sur en la negociación del fondo de reconstrucción, cosa que, como se ha visto, no será tan sencilla como parecía a priori. De hecho, lo más probable es que, finalmente, “la ayuda europea sea reducida y condicional”, concluye el experto. 

La negociación en la UE se mira en el espejo económico