Sara Prats, Claudia Rossy, Alejandra Vázquez y Joaquín Pardo, alumnos de Psicología, y la profesora del grado de Psicología Montserrat Lafuente viajaron hasta China para participar en la sesión plenaria internacional del Parlamento Universal de la Juventud

Fecha: viernes, 20 de octubre de 2017 a las 14:30h

Viaje a Pekín para el Parlamento Universal de la Juventud

Sara Prats, Claudia Rossy, Alejandra Vázquez y Joaquín Pardo, alumnos de Psicología, y la profesora del grado de Psicología Montserrat Lafuente viajaron hasta China para participar en la sesión plenaria internacional del Parlamento Universal de la Juventud, foro mundial organizado por Juventud Idente y la Asociación de Amistad de los Pueblos Chinos con los Países Extranjeros, organismo anfitrión en esta edición. Tuvo como resultado el “Manifiesto PUJ 2017” en el que se lee:

“Nosotros, jóvenes del Parlamento Universal de la Juventud, hemos puesto el perdón como clave de nuestras relaciones interpersonales, en estos tres años de trabajo. Ha sido un ejercicio que ha requerido todo nuestro compromiso, pero gracias a ello hemos logrado ver la belleza que tiene una relación auténtica. En este manifiesto hemos recogido nuestras experiencias. Las ponemos en tus manos”.

El tema de la sesión, a la que asistieron un centenar de jóvenes procedentes de varios países de África, América, Asia y Europa, fue “Relaciones interpersonales: claves para una nueva civilización. Un viaje llamado perdón”. El objetivo del encuentro, que se celebró  era proponer la experiencia del perdón como elemento restaurador de las relaciones humanas y, por tanto, pieza clave para una sociedad más justa y fraterna.

Los alumnos del grado en Psicología y la profesora Lafuente coincidieron con el resto de los asistentes en que el perdón es clave para la convivencia humana en una sociedad lacerada por el odio, la violencia y el individualismo. “El perdón dignifica al ser humano y restaura los vínculos porque exige un encuentro auténtico entre personas y la capacidad de ponerse en el lugar del otro, lo cual es aplicable a la relación entre países y culturas”, concluyeron todos los presentes.

Desde 2014, alrededor de 3000 jóvenes de Alemania, Bolivia, Brasil, Camerún, Chile, China, Corea del Sur, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Filipinas, India, Italia, Japón, México, Perú y Rusia han trabajado en el perdón como clave de todo tipo de relación, cien de los cuales viajaron como representantes de sus países a Pekín. En la sesión plenaria internacional de Pekín se pusieron en común las aportaciones de cada nación a fin de redactar un manifiesto que expresara las experiencias de todos los jóvenes. Para ello, han seguido una metodología llamada “giros de ideas” que consiste en partir del conocimiento profundo del tema y la búsqueda sincera de la verdad, con actitud de escucha, respeto y compromiso personal para tomar decisiones y formular propuestas conjuntamente. Mediante  reglas y pautas de diálogo parlamentario se aportan ideas o propuestas que se puedan concretar y asumir, se establecen turnos de palabra para decantar las mejores,  de acuerdo con los alineamientos, valores e ideales recogidos en la Carta Magna para una nueva civilización del PUJ.

Después del encuentro en China, se han puesto en marcha hacia la próxima sesión mundial, Madrid 2020, que versará sobre el diálogo para la paz.