La directora adjunta del diario de La Vanguardia, María Dolores García, ha mantenido un encuentro con estudiantes de Periodismo y Derecho de la Universitat para comentar las claves interpretativas de su libro El Naufragio.

Fecha: martes, 20 de noviembre de 2018 a las 14:00h

Periodismo para reconstruir la historia de un naufragio

La directora adjunta del diario de La Vanguardia, María Dolores García, ha mantenido un encuentro con estudiantes de Periodismo y Derecho de la Universitat  para comentar las claves interpretativas de su libro El Naufragio. La obra presenta un relato formado a partir de la “reconstrucción” de multitud de hechos significativos sucedidos en Cataluña entre 2012 y 2017, que desembocaron en la declaración de independencia frustrada de octubre del año pasado y los consiguientes procesos judiciales.

Un ejercicio que rezuma periodismo, dado que “reconstruir” los hechos para explicar la realidad es la esencia del informador, ha explicado la autora. “Me interesaban las bambalinas del procés, esas reuniones que se hacían en reservados de restaurantes o en casas particulares”. Respecto a la elección del título, es una referencia a la metáfora marinera del viaje a Ítaca con la que Artur Mas comenzó a referirse a la independencia.

Bola de nieve y burbujas

La narración se localiza en los cinco años transcurridos desde la primera manifestación masiva con un mensaje abiertamente independentista hasta los sucesos de octubre de 2017. Un lustro de bola de nieve y burbujas, de problemas que se agravaban a cada paso que se daba y de incomunicación creciente entre las partes.

Para esta periodista, la imagen que explicaría los últimos años de política catalana sería la de una “bola de nieve”, que se hacía más grande y adquiría mayor velocidad a medida que los políticos “se iban cerrando puertas, dejando así menos margen para rectificar”.

También ha hablado de burbujas, cápsulas en las que se han encerrado dirigentes, periodistas y ciudadanos. “Cada una de las partes vive en su propia burbuja informativa. Estamos en un momento de radicalización de las opiniones políticas y será difícil buscar un denominador común. A la prensa le pasa lo mismo”, ha observado.

De igual manera, también puede hablarse de burbujas de incomunicación entre la esfera privada y la pública. “Ha habido una gran diferencia entre lo que los políticos me reconocían en público y lo que acababan diciendo en los mítines”.

En este afán de encajar piezas aparentemente divergentes para dar lugar a un relato completo de lo que ha sucedido en Cataluña, la autora echa de menos dos aportaciones fundamentales. “Todavía falta la versión de Carles Puigdemont sobre lo que sucedió en octubre y tampoco tenemos la de Rajoy”.

Escenario complicado e incierto

En el turno de preguntas, los estudiantes han preguntado a María Dolores García sobre posibles soluciones a la situación catalana. A su juicio, una de las grandes complicaciones en la búsqueda de una salida radica en la dificultad que tendrían los gobiernos, catalán y español, de explicar un acuerdo a la opinión pública. Todo queda a expensas de factores inciertos, como el calendario electoral de 2019. Comenzando por las municipales, “porque al independentismo le sería muy difícil sostener la reivindicación si no controlaran Barcelona y su área metropolitana”.

La subdirectora de La Vanguardia ha aludido a la posibilidad de que se forme un gobierno de izquierdas en el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Gobierno del Estado. En este caso “habría tres gobiernos importantes del mismo color”, lo cual podría dibujar un escenario distinto.  

Han conducido el coloquio el director del grado en Periodismo, Manel Domínguez, y el profesor Àlex Salmon.

 

María Dolores García