El periodista debe ser el “refugio de verdad” que hoy necesitan los ciudadanos

Fecha: miércoles, 20 de diciembre de 2017 a las 13:00h

El periodista debe ser el “refugio de verdad” que hoy necesitan los ciudadanos

La crisis del Periodismo no debe llevar necesariamente al pesimismo, en medio de la incertidumbre se están abriendo grandes oportunidades. Las mismas causas que relegaron al periodista de su posición como institución clave en la sociedad constituyen, en sí mismas, la oportunidad de recuperar su valor. Lejos de posturas apocalípticas, el responsable de eldiario.es en Cataluña, Josep Carles Rius, afirma que el periodista hoy tiene ante sí la tarea de reconstruirse, desafío que pasa por “recuperar los principios de siempre”.

Rius, que habla con la perspectiva que proporciona una dilatada trayectoria en medios como El Periódico, La Vanguardia, Público o Televisión Española, no niega que la digitalización, la crisis publicitaria o la pérdida de fuelle de los canales tradicionales hayan causado impacto en el periodismo, pero considera que el factor fundamental sigue siendo “la credibilidad de cara a los lectores”.

Una credibilidad que se comenzó a perder cuando se generó una dependencia excesiva del poder político y económico y que hoy parece haberse disuelto en la gran confusión que del fenómeno de la post-verdad. Pero, paradójicamente, que la verdad como concepto se haya visto amenazada puede conducir a una revalorización de la contribución social del buen periodismo. “El gran combate intelectual de occidente es el de la verdad, y esto sitúa al periodista en el centro”, ha afirmado el ponente durante el encuentro que ha mantenido con estudiantes de Periodismo de la Universitat.

“Se ha puesto difícil hacer periodismo, pero es más necesario que nunca”. Una necesidad que ya está materializándose en una demanda por parte de los ciudadanos. “Ante los riesgos de la post-verdad, muchos ciudadanos han ido a las islas de credibilidad de siempre”, ha observado en relación al hecho de que cabeceras como Washington Post o New York Times hayan multiplicado sus ventas tras la victoria de Trump.

Y esta necesidad, que afecta a la ciudadanía en general, se replica también en diferentes colectivos con intereses más específicos. Estos colectivos, con inquietudes de ámbito sectorial –como pueden ser la comunidad educativa o la sanitaria-, “no tienen cubiertas sus necesidades de información”. Hay muchos ciudadanos “necesitados de un refugio de verdad” en distintos planos de la vida social, lo que hace previsible un crecimiento de la demanda de información.

Según ha expuesto Rius, éste es el enfoque de la Fundación Periodismo Plural, a cuyo patronato pertenece. Un modelo que trata de atender las necesidades informativas de diferentes colectivos y que se inspira en los fundamentos que han producido una revitalización del Periodismo en los Estados Unidos. Ésta está definida por la presencia de más entidades sin ánimo de lucro, el tratamiento del proyecto informativo como si fuera un laboratorio, la diversificación de ingresos, la cooperación entre medios y la priorización e inclusión de la comunidad en el medio informativo, ha enumerado.  

Joan Carles Rius desarrolla todos estos conceptos en el libro "Periodismo en reconstrucción. De la crisis de la prensa al reto de un oficio más independiente y libre", que los alumnos de segundo de Periodismo han tenido que leer en el marco de la asignatura de Redacción Periodística, impartida por el profesor Juan Carlos Valero.

Joan Carles Rius