La semana del 17 al 20 de septiembre de 2018 se celebra en Roma el macro-simposio internacional iberoamericano “A la luz de Roma. Santos y santidad en el barroco iberoamericano”

Fecha: lunes, 17 de septiembre de 2018 a las 17:00h

Ponencia en Roma para el simposio internacional iberoamericano

La semana del 17 al 20 de septiembre de 2018 se celebra en Roma el macro-simposio internacional iberoamericanoA la luz de Roma. Santos y santidad en el barroco iberoamericano”, con un elevado impacto internacional por la gran cantidad de participantes y el prestigio de las entidades organizadores (Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, Universidad de Sevilla, Università degli Studi Roma Tre, Musei Vaticani, Biblioteca Nazionale Centrale di Roma, Real Academia de España en Roma, Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación española, Hagiography Society (EEUU), Hungarium Hagiography Society (Bulgaria), Associazione italiana per lo studio della santità, dei culti e dell’ agiografia Rieti (Italia), CEIBA y Centro di Studi Sulla Cultura e l’Immagine di Roma (Italia).

En el mismo participa como ponente la profesora y vocal de la comisión del Programa de Doctorado en Humanidades CEU CEINDO, Dra. Rosa Mª Alabrús Iglesias, a quien recientemente el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha prorrogado su proyecto de investigación e innovación (La religiosidad femenina en la Cataluña moderna. Ss. XVI y XVII), cuyo objetivo fundamental es el estudio de las voces femeninas conventuales, sus escritos, su influencia, su capacidad de transmisión de conocimiento y sabiduría en la educación y en la sociedad, sus planes para mejorar el contexto que les tocó vivir marcado por la crisis y los inicios de la decadencia de la monarquía hispánica.

En el Simposio Internacional la ponencia de la Dra. Alabrús (“Santidades femeninas que prosperaron y procesos fallidos de beatificación y canonización en el Barroco”) examina el contraste entre la rápida canonización de Teresa de Jesús, que fue elevada a los altares en tan solo cuarenta años después de su muerte (1582), y algunos casos de religiosas catalanas como Ángela Serafina e Hipólita de Jesús de Rocabertí, muertas en 1608 y 1624 respectivamente, cuyos procesos de beatificación y canonización no culminaron felizmente para su memoria.

El caso de Serafina es el de una monja capuchina que gozó de enorme popularidad en su tiempo y cuya causa de beatificación, en 1683, se encalló por los perfiles de su personalidad (viuda con hijos, había sufrido un proceso inquisitorial…). Respecto a la dominica Hipólita de Rocabertí, su sobrino el Maestro General de la Orden de Predicadores Juan Tomás de Rocabertí, en 1671, apoyó su proceso de beatificación, que se bloqueó en Roma entre otras razones por el debate generado, no mucho más tarde, entre algunos teólogos de la Universidad de Salamanca acerca de sus escritos.

 

Roma